Diatriba musical o “No lo oyeron venir”

Por Isma Rivera


No lo vieron venir, dijeron hace un año, porque en su vida fueron al teatro. No lo leyeron venir, porque jamás abrieron un libro. No lo oyeron venir, quién diría. Jamás un solo acercamiento a la cultura que no viniese de Europa o Estados Unidos. No lo escucharon venir, dijeron hace un año. “Voh me estay hueviando” les diría Weichafe.  Avisó Violeta, a quien le llora un museo quemado el mismo Estado que la empujó a la muerte y quemó ese museo tan ausente de Violeta. Insistió Víctor y lo tiraron entre los rieles, acribillado. ¿No les gusta lo que oyen? ¿Muy sudaca? Huele a sudor, sí. Huele a sangre también. Es que claro, cultura es cualquier cosa menos lo que hagamos acá. Ojalá se muestre en el Municipal, qué linda es la cultura. Pero no lo oyeron venir, porque los resentidos. Resentimos porque volvemos a sentir cada vez. Seguimos cantando canciones de los 80 porque compartimos la cicatriz abierta. Seguimos en el baile de los que sobran, esperando el derecho de vivir en paz, ojalá en todas las esquinas viva la libertad. Y Arauco sigue con una pena tan grande. Pero no lo escucharon venir. ¿En serio? 

Años 90 y Makiza informa que hay paro y que Lavín está podrido. Los Miserables advierten cómo se origina la violencia, mientras los Fiskales se enfocan río abajo, cruzando avenida Matta. ¿Llegaba el tiempo de las rosas? Más bien el tiempo del odio. La medida de lo posible hiede, todo sigue ahí. Menos lxs muertxs. De ellxs nada, solo silencio. Horroroso silencio. El mismo que llena sus oídos y no los dejó escuchar lo que venía. Porque para qué escuchar un retrato de Chile, y saber que una niña reparte flores en el parque forestal mientras la justicia dice que Martincito es inocente. Pero pa qué. Parece que hay cortar muchas cabezas para que florezca este jardín. Hablemos de algo liviano, la música es para entretenerse. Para qué ver los rostros en las calles, a lo más que limpien los vidrios del auto por una moneda pastabasera. No escucharon a los profes pidiendo ser más que piezas del motor, y les negaron lo mínimo. No les extrañen las piedras ni les asombren los fuegos, decía mi Tata, si se cagan al mundo con sus socios de poder. Pero no po, cosas de gente pegada en el pasado. Un pasado que mantiene puntas en cada arista de nuestro presente, de policías intocables, pactos de silencio y división. Respondimos a sus noticiarios e historiadores villalobescos con versos de Subverso. Pucha, huele a población, todavía. ¿Una vuelta más arriba?  Pero si la música es para pasarlo bien y bailar. Eso hacen los artistas, lo pasan bien. Bailemos Paco Vampiro, o Cordillera, ahora que el congreso piensa que estoy enfermo. ¿No escuchan el beat? Bailen. ¿No escuchan el beat? Vibra hasta el suelo. ¿No escuchan el beat? Son nuestros pies en la calle. ¿Escuchan? ¿No escuchan? Debe ser porque estamos sin técnicos, lo siento. En Chile tener contrato en el mundo de la música es un bien escaso, también para los técnicos. 

Una caravana llegó en las alas de un cuervo sureño y el reino tuerto se despertó. ¿Qué parte de “nunca más” se les perdió en el camino? Oídos ciegos. Paradoja cuando los mutiladxs son de acá. Y aún así la calle ruje. Se escucha la calle cuando queda cerca. Cacerolazos en la voz de la Ana y en la batería de Gustavo Gatica a un año de la revuelta. ¿Escuchan? Ahora sí. ¿Escuchan? Esperamos que sí. Y esperamos que pronto, porque nos cansamos de esperar. Y nos escuchan, oh sí, nos escuchan. En las esquinas, en las villas, en las ollas comunes, en cada manifestación. Nos escuchamos. Cantamos porque, ante todo, la canción es nuestra alegría de rebelde porfía. Es nuestra memoria y nos convoca. Dijeron, y dicen, que no lo escucharon venir, que no lo vieron venir, que somos un oasis. Dijeron, y dicen, pero no pueden decir porque no hay oídos que escuchen a quienes no oyen.

*Foto por Carla Motto


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: